Corazón Salvaje. Diálogos Capítulo 31

Inicio

Diálogos

 

 

 

 

 

 

Ajeno todavía a lo que está pasando en San Pedro Juan viaja en su barco. 
Juan habla con Segundo sobre Mónica 
porque está preocupado por su actitud el día que salieron de viaje.
 
Cajiga ve a Joaquín fuera de la casa de Juan y le pregunta por su presencia allí. 
El muchacho le cuenta que lo despidieron y que tiene miedo de decírselo a Espíndola 
pero que él no tuvo la culpa porque hizo las cosas con mucho cuidado.
 
Alberto habla con Espíndola sobre el plan para encarcelar a Juan…
ALBERTO: Ya tiene las cajas de armas?
ESPÍNDOLA: Si! En la noche cuando este oscurito las llevamos a la bodega de Juan del Diablo.
 
Guadalupe Cajiga dice a Espíndola que Joaquín fue despedido de la casa de Juan. 
Espíndola se pone furioso por que Joaquín no se lo dijo cuando fue a la cárcel a ver a su hermano. 
Y decide que como necesitan un muerto para meterlo en la bodega de Juan, matará a su hermano para vengarse de él.
 
Sofía le dice a D. Noel que no le pasará nada a Andrés cuando éste le habla de un posible duelo entre ellos. 
D. Noel se preocupa mucho al oír lo que le dice Sofía ya que sospecha que oculta algo.
 
Después D. Noel se reúne con Andrés para intentar calmarlo..)
ANDRÉS: Supongo que viene a defender la vida de su... protegido.
D. NOEL: Si. Si. La tuya también!
ANDRÉS: Pero que se han pensado todos Ustedes? Que soy un INUTIL?? 
Un cobarde incapaz de enfrentarse a un bandolero como ese??
D. NOEL: NO! Pero en un duelo ambos contendientes corren peligro. Además, Ustedes son hermanos!
ANDRÉS: NI LO DIGA!! Ese desgraciado no es mi hermano!!
D. NOEL: SI LO ES!! Es hijo de tu padre!
ANDRÉS: Permítame dudarlo. Porque mi hermano no hace lo que hizo EL!
D. NOEL: Cuando Juan conoció a Aimee, ella no era tu prometida.
ANDRÉS: Pero era MI ESPOSA!!.. Cuando EL vivía en la hacienda! Y me engañaron bajo mi propio techo!!
D. NOEL: ESO NO ES VERDAD!!
ANDRÉS: SI ES VERDAD! Y hasta quería fugarse con ella!!... 
Pero cambio de parecer... cuando vio la oportunidad de conseguir NUESTRO APELLIDO... 
Intimidando a mi madre como el cobarde que es!! 
También se aprovecho de Mónica... De su amor por mi... 
Abuso de todo el mundo!! Y quiere Usted que lo perdone?!...
D. NOEL: Las cosas no sucedieron como tú crees!!
ANDRÉS: ASI FUERON!! Y nadie me va a convencer de lo contrario!! Ese perro va a pagar con la vida!!
D. NOEL: Tu madre me dijo que ya habías desistido de eso.
ANDRÉS: Mi madre no puede haberle dicho lo que no es cierto!!
 
Mientras tanto Catalina habla con Sofía en el salón…
CATALINA: Están hablando en este momento??
SOFÍA: Si.
CATALINA: también del divorcio. Sofía, por favor!! No puedes permitirlo!! 
Aimee esta dispuesta a lo que sea!! A sufrir el desprecio!!... las recriminaciones!! 
Que Andrés la ponga bajo llave en la hacienda o en un convento!! Pero que nadie se entere!! 
Que la vergüenza no salga de las paredes de nuestras casas!!
SOFÍA: Sabes lo que se merece esa PERDIDA?? No estar bajo llave sino BAJO TIERRA!!! 
 
Mónica va a casa de su madre buscándola y al no encontrarla sube al cuarto de Aimee para hablar con ella…
MÓNICA: A donde fue mi mama??
AIMEE: A rogar para que la vergüenza no caiga sobre esta casa.
MÓNICA: Y tu porque no fuiste con ella??
AIMEE: Ja!.. No me interesa!
MÓNICA: Ni siquiera te importa que Andrés o Juan puedan morir??
AIMEE: Que no te quepa la menor duda! Si hay un muerto... ese va a ser Andrés!! 
Con el resultado de que yo me voy a convertir en viuda.
MÓNICA: Bueno.. PERO DE QUE ESTAS HECHA??? Hasta parece que eso es lo que deseas!
AIMEE: Si!! Quiero que se muera!! Que me deje libre para hacer lo que yo quiera!
MÓNICA: Y que es lo que quieres??
AIMEE: ( se levanta arrogante hacia Mónica...) Quiero a Juan!...
MÓNICA: (sonriendo) Nunca lo conseguirás!
AIMEE: Nunca?? (Burlándose de Mónica)
MÓNICA: No. Porque EL ahora me quiere a mi!
AIMEE: Eso es lo que tu crees!
MÓNICA: (con seguridad en su tono) Me lo ha dicho. Me lo ha demostrado.
AIMEE: Porque no le quedo otro remedio... porque yo no estaba a su alcance... 
Mírate!!... Mírame a mi!.. Crees que puedes competir conmigo?? Crees que un hombre te puede preferir??
MÓNICA: Tal vez seas mas bonita... pero no tienes lo que tengo yo.
AIMEE: Y que tienes tu?? El libro de rezos??
MÓNICA: Si!... también!... Pero tengo AMOR.... MUCHO AMOR para dar... 
mientras que tu solo estas llena de egoísmo.
Mónica se va y Aimee sonríe con sarcasmo creyendo que le tiene ganada la partida a su hermana…
 
D. Noel y Andrés siguen hablando en el despacho…
D. NOEL: No tengo porque mentirte, Andrés! Fue el destino... las circunstancias... pero Juan no es culpable!!
ANDRÉS: Usted lo defiende porque lo quiere!
D. NOEL: Pero también te quiero a ti! 
ANDRÉS: Pero a EL mas. Y no me va a convencer, Don Noel. Lo voy a matar. 
Y le voy a quitar ese apellido que no se merece. 
Y le voy a quitar a Mónica. 
 
Juan va a la oficina de correos en una de sus paradas en el viaje. 
Allí pide el telegrama que está a su nombre. 
El empleado se lo entrega 
y Juan  lo lee 
   
y su cara se torna preocupada. 
Segundo al ver su cambio de actitud le pregunta que ocurre. 
Juan se vuelve a Segundo y le dice que tiene que volver enseguida a San Pedro.
 
Después Catalina y Aimee habla en el cuarto de Aimee...
CATALINA: Ay, hija, estoy tan asustada! En cuanto Andrés lo rete a duelo todo el mundo se va a enterar!! 
Es necesario que vayas a ver a tu tía y a tu esposo!! Que te pongas de rodillas si es necesario!! 
Tienes que rogar!! Tienes que suplicar!! Me estas oyendo, Aimee??!!!
AIMEE: Si!! Y no voy a hacer nada de eso!! Si a ellos no les importa el escándalo, a mi mucho menos!!
CATALINA: Pero las mas perjudicadas vamos a ser nosotras!! Van a decir que yo no las supe cuidar!! 
Nadie nos va a saludar en la calle! Te darán la espalda!! Van a hablar horrores de ti!! Y de Mónica también!!
AIMEE: De Mónica?? Porque de Mónica??!
CATALINA: Como que porque??!! Porque es tu hermana!! Y van a creer que es igual a ti!!... 
(Al oír esto a Aimee se le llenan los ojos de lágrimas) 
Tienes que impedirlo, hija!!... Tienes que hacer algo!!...
 
D. Noel va a ver a Mónica después de hablar con Andrés…
MÓNICA: Don Noel, ha oído hablar de un tal Guadalupe Cajiga??
D. NOEL: Si. Porque lo preguntas?
MÓNICA: Es que... se acuerda cuando Azucena desapareció?? 
Según lo que me dijo Meche estaba en una... posada... en un lugar que este hombre tiene.
D. NOEL: Si. Ya estoy enterado del asunto.. Pasa algo con Guadalupe Cajiga??
MÓNICA: No, solo preguntaba.
D. NOEL: Cuando alguien hace una pregunta es por algún motivo. Porque no me lo dices??
MÓNICA: Es que... Meche dice que ese tal Guadalupe Cajiga... abuso de Azucena.
D. NOEL: Y esta de encargo?... Por eso la llevaste con el medico?
MÓNICA: Si.
D. NOEL: Pobre muchacha! Si Juan sale bien librado de este problema.. Mejor no se lo digas! 
Es decir, no le digas que se trata de Cajiga.
MÓNICA: Porque?
D. NOEL: Porque va a querer matarlo!
MÓNICA: Pero... y si el niño no fuera de ese hombre?
D. NOEL: No me estas diciendo que fue EL??
MÓNICA: Bueno.. Eso supone Meche.
D. NOEL: Bueno, tu no le preguntaste a Azucena?
MÓNICA: Si.. Si, pero no me quiso decir el nombre del responsable.
D. NOEL: Bueno. Hablare con ella.
MÓNICA: No, no por favor!
D. NOEL: Porque no?
MÓNICA: Porque... porque.. No quiere que sepa nadie lo que paso y... le da mucha vergüenza.
D. NOEL: Pero un hijo es algo que no se puede esconder!! 
Y en el caso de que no haya sido Cajiga sino otro hay que saber para obligarlo a cumplir!...
Siquiera con la criatura!...
 
Mónica está en su habitación pensando en Juan 
y rogando para que todo se calme...
 
Mientras Andrés llega para visitar a Mónica, todavía 'amargado', pero más controlado…
 
 
MÓNICA: Buenas tardes.
ANDRÉS: Como estas?
MÓNICA: Muy asustada.
ANDRÉS: Nos podemos sentar?
MÓNICA: Andrés, por favor... no quiero que se derrame la sangre entre ustedes.
ANDRÉS: Prefieres entonces que me muestre como un cobarde??
MÓNICA: No, no se trata de ser cobarde o valiente, sino de tener sensatez! No hay nada que justifique perder la vida!
ANDRÉS: Hay cosas, Mónica, que un hombre no puede perdonar. 
MÓNICA: Jesús murió en una cruz, y perdono a los que lo condenaron...
ANDRÉS: Pero yo no soy Cristo!! Y estoy lleno de rabia y de vergüenza!! 
Me han herido en lo que un hombre mas valora. En lo que mas le importa: el honor.
MÓNICA: En todo caso la culpable es Aimee!! Juan ni siquiera sabia que tu y ella estaban!... 
(Ella pensó decir comprometidos pero él no la deja terminar).
ANDRÉS: Esta bien!! No lo sabia antes! Pero fue a la hacienda cuando yo me acababa de casar. 
Lo recibí con alegría, ofreciéndole mi mano de amigo, y el me pago con la peor traición.
MÓNICA: Te repito que entre ellos no hubo nada!!
ANDRÉS: Puedes jurarlo?? Me lo juras??
MÓNICA: Andrés, Yo ya te dije!... siempre estuve al pendiente!
ANDRÉS: A cualquier hora??! En todo momento??!... Ya se que hiciste hasta lo imposible para evitarme esta vergüenza. 
Que permitiste que yo pensara lo peor de ti. Y hasta aceptaste por marido a ese bruto.
MÓNICA: Admito que me empujo mi afecto por ti!
ANDRÉS: Afecto no, Mónica. Amor. No tengas miedo de decirlo.
MÓNICA: Esta bien. Amor. Te quise muchísimo. 
Tanto que hubiera querido morir cuando rompiste nuestro compromiso, 
pero lo acepte porque pensé que era la voluntad de Dios. 
Cuando me entere de lo que había hecho mi hermana, quise defender tu felicidad por encima de cualquier cosa. 
Ningún sacrificio iba a ser suficiente. Y hasta me case con Juan!
ANDRÉS: Pero eso se va a terminar.
MÓNICA: Es que yo no quiero que termine, Andrés!! Yo amo a Juan!! Lo amo, entiéndeme!!!!
ANDRÉS: No es cierto!!
MÓNICA: Te lo juro.
ANDRÉS: No es verdad. Lo dices por no traicionar los votos que hiciste ante el Altar. 
Pero en el fondo de tu corazón, sabes perfectamente que no es así.
MÓNICA: (desesperada) Si!! Si es así!!!
ANDRÉS: Esta bien. No voy a atormentar tu conciencia. Eres demasiado pura. Demasiado noble. Pero yo sabré esperar. 
Comienza a marcharse. Mónica lo sigue, desesperada por que él la entienda
MÓNICA: Andrés... Andrés, estas en un error... Andres!!!... 
(Lo alcanza en la puerta) 
Si Juan pierde la vida por tu culpa... te odiare hasta el ultimo día de mi vida... y jamás volverás a verme.
 
Por la noche, Espíndola se mete en la bodega de Juan y deja allí las cajas de armas y el cadáver de Chucho, el hermano de Joaquín.
 
D. Noel y El Tuerto deciden ir a esperar a Juan a las afueras del pueblo por si él decidiese volver a caballo. 
En el camino se encuentran a unos guardias y el licenciado sospecha que Sofía y Alberto están planeando algo en contra de Juan.
 
Mónica espera a Juan en su casa muy angustiada 
y da instrucciones a Meche de que no cierre la puerta para que si llega Juan pueda entrar.
 
 
Juan llega cabalgando a San Pedro 
y D. Noel y El Tuerto lo interceptan en el camino.
Le cuentan todo lo ocurrido y le dicen que tenga cuidado porque hay guardias en el camino y sospechan que están esperándolo a él.
 
Mónica nerviosa no puede dormir y se levanta a mirar el reloj
 
Juan después llega a su casa sigiloso… 
no se da cuenta de que hay un guardia vigilando y lo ha visto llegar…
Mónica oye ruidos y se incorpora en la cama
Juan entra en la habitación, 
y Mónica, al verlo entrar en el cuarto sale corriendo hacia él 
y lo abraza desesperada. 
Ella le suplica. Él está preocupado, pero ha decidido quedarse y tratar de conseguir hablar a Andrés...
MÓNICA: Ay, mi amor, porque viniste? 
No debiste hacerlo!! Tienes que irte de inmediato!!
JUAN: No.
MÓNICA: Andrés ya se entero de lo tuyo con Aimee!
JUAN: Si, ya lo se! Don Noel y El Tuerto me estaban esperando afuera del pueblo. Me lo contaron todo!
MÓNICA: Pero es que Andrés esta como loco y yo no quiero que se enfrenten! 
No quiero que te pase nada, mi amor, ni a el tampoco. Es tu hermano!!
JUAN: No te preocupes!! Voy a hablar con EL!
MÓNICA: Es que no te va a escuchar!!
JUAN: Mónica!... (La agarra por los hombros y la empuja para sentarse sobre la cama) 
Tendrá que hacerlo! Le voy a explicar como sucedieron las cosas.
MÓNICA: Es que yo ya se lo dije! Se lo dijo Don Noel también! Pero no lo acepta. Tienes que irte, Juan!! 
Por favor, mi amor, veámonos juntos!!
JUAN: No voy a escapar, Mónica. 
Yo no tengo la culpa de lo que paso!
MÓNICA: Es que Andrés no te va a oír!
JUAN: (se vuelve a ella ansioso) Ten confianza en mi!!!!!
MÓNICA: Te lo suplico... Por favor, mi amor, vámonos!!...
JUAN: NO, Mónica!!... El irme significa aceptar que cometí la falta 
(se vuelve otra vez hacia ella ansioso) 
y tu sabes muy bien que no fue así!!
MÓNICA: No importa!! Mi amor, por favor, vámonos! (ella llora desesperada y le cuesta hablar) Te lo ruego!! 
( Él sostiene su mirada muy ansioso, entonces de pronto, él le da vuelta y la abraza muy fuerte, como para darle su fuerza y consolarla...)
JUAN: (la aparta de él para mirarla otra vez...) 
Mónica, no puedo huir.. 
Esta en contra de mi manera de pensar... 
Lo lamentaría toda la vida!...
MÓNICA: Yo tengo miedo. Si algo te sucediera no podría vivir.  
(Ahora él nota cuánto lo necesita ella... mira una lágrima que cae rodando por su mejilla y pone sus dedos sobre su mejilla para tocarla) 
Te amo, Juan. 
Solo tu me importas en esta vida....
Él limpia la lágrima de su mejilla, luego la abraza fuerte otra vez..., 
comprendiendo cuánto la afecta todo esto y cuánto ella lo ama y se preocupa por él...
 
El guardia que vigilaba la casa de Juan avisa a Espíndola de que éste ha llegado 
y el Capitán manda que junte unos soldados y vayan a detenerlo.
 
Un poco después Juan se ha lavado y se está vistiendo en la habitación…
MÓNICA: Y porque habían soldados en el camino?
JUAN: No se. Don Noel y El Tuerto no tardan en llegar. 
Nos iremos a mi casa de la playa y en cuanto amanezca Don Noel ira por Andrés.
MÓNICA: Y si fuere con gente para matarte?
JUAN: No. No se le va a decir que yo estoy ahí.
De pronto ellos oyen gritos de voces y llamadas desde fuera de la casa. 'Alto ahí! No se muevan! Rodeen la casa! Que no se escape nadie!!'... 
Juan agarra su arma…
MÓNICA: Que pasa??
JUAN: No se.
MÓNICA: Que pasa???
Juan y Mónica salen de la habitación. 
Cuando ellos llegan a la sala de estar  
ven que hay una pelea fuera. 
Juan se inclina atrás durante un instante, 
luego se dirige hacia la puerta 
e indica Mónica que vuelva a su habitación, ella espera durante un momento, 
y luego lo sigue hacia la calle.
Cuando Juan llega a la verja de la puerta se da cuenta de que está cerrado. 
Él no puede salir. D. Noel y El Tuerto luchan con la policía. 
Juan no puede abrir las puertas de hierro, 
entonces él pega un tiro a un tipo sobre el pecho con su arma, 
entonces Espíndola dispara a Juan a la cabeza... 
   
Juan deja caer su arma al suelo 
y parece perder el sentido... 
comienza a deslizarse hacia abajo, 
Mónica llega y lo coge en el suelo gritando desesperada su nombre…
Juan y Mónica se miran a los ojos, 
luego Juan se inclina en su pecho 
y cierra sus ojos... 
Mónica llora desesperadamente...
y abraza a Juan esperando que alguien los ayude...
 
Juan junto con D. Noel y El Tuerto es encerrado en la cárcel.
 
Mónica por la mañana va a la cárcel para saber sobre su esposo, pero no la dejan pasar. 
Entonces Mónica manda a Meche que busque a Andrés para que la ayude.
 
Juan despierta de su inconsciencia y 
pregunta muy confundido porque los detuvieron.